Colorímetros

Colorímetros
Los análisis portátiles pueden ser complicados y requerir instrumentos de medición creados para soportar las condiciones de trabajo sobre el terreno.

Hach ha optimizado la tecnología de los colorímetros ofreciendo soluciones portátiles eficaces y de alta precisión para la medición de color; que cubren sus necesidades de análisis. Los instrumentos de medición portátiles de Hach están diseñados para manejar las tensiones presentes en el campo.

Ya sea que esté buscando un dispositivo de prueba de un solo parámetro, o un instrumento sofisticado que pueda medir hasta 90 métodos preprogramados, tenemos una solución que satisfará sus necesidades.

Como funciona un Colorímetro

Un colorímetro es cualquier herramienta que identifica espacio de color y el matiz para medir el colo r de manera objetiva, basado en el paso de luz a través de filtros que simulan la sensibilidad del ojo humano ante la luz.

Es un instrumento que mide la absorbancia de una solución en una específica frecuencia de luz determinada. Es por eso, que calcula la concentración de un soluto conocido que sea proporcional a la absorbancia.

Diferentes sustancias químicas absorben frecuencias de luz reflejada . Los colorímetros se basan en el principio de que la absorbancia de una sustancia es proporcional a su concentración. Es por eso, que se usa un filtro en el colorímetro para elegir el color de la fuente de luz que más absorberá el soluto, para maximizar la precisión de la lectura.

Los sensores miden la cantidad de luz que atravesó la solución, comparando la reflectancia espectral en una longitud de onda .

Realizan una serie de soluciones de concentraciones conocidas en estudio y se mide la absorbancia para cada concentración, así se obtiene una gráfica de absorbencia y concentración. Por  extrapolación de la absorbencia en la gráfica se encuentra el valor de la concentración desconocida de la muestra.

Colorímetro usos y aplicaciones

Las mediciones realizadas por un colorímetro tienen un número de aplicaciones. Dado que ayudan a computarizar la percepción del color eliminando el error por la percepción del ojo humano.

El color de aguas residuales y agua potable puede indicar la presencia de material indeseable y potencialmente dañino, como la materia orgánica, además de la presencia de sustancias, los colorímetros ayudan a evaluar los tratamientos físico-químicos a los que el agua es sometida para poder cumplir con las normas de uso o descarga de esta, como lo son, los procesos de desinfección por medio de cloro, ozono u otros oxidantes, o bien, las normas aplicables que deben de cumplir las aguas de descarga o desecho de acuerdo a las normatividades de cada país.

Tipos de Colorímetros

Las mediciones colorimétricas, son aquellas que, por medio de una reacción química, la muestra, en este caso el agua, desarrolla un color que puede ser directamente o indirectamente proporcional a la concentración del analito en estudio, casos como la medición de cloro que reacciona con el DPD provocando una coloración rosa en la muestra, pueden ser leídos bajo este concepto.

El espectrofotómetro es un aparato diseñado para medir el espectro de transmitancia o absorbancia, este es el equipo mas utilizado en la industria para las mediciones colorimétricas; cuenta con una fuente de luz que abarca rangos que pueden ir desde 190 a 1100 y selección de nanómetro en nanómetro.

Un colorímetro cumple con el mismo principio que un Espectrofómetro; sin embargo, la óptica de este se encuentra basado en un filtro que emite luz a una longitud de onda específica con una fuente de luz que puede ser de halógeno o LED, limitando la capacidad a esta longitud de onda. En el mercado existen colorímetros con múltiples filtros o colorímetros con solamente un filtro instalado.

Hach ha refinado la tecnología del colorímetro en soluciones manuales intuitivas y precisas que respaldan sus necesidades de prueba. Si buscando un dispositivo de prueba portátil de un solo parámetro, como el colorímetro de mano DR300, o un instrumento que admita hasta 90 de los métodos de análisis de agua, como el DR900, tenemos una solución que cumplirá todas sus necesidades.

Todas las soluciones tienen un peso ligero y están creadas para llevarlas a cualquier parte, además de contar con sistemas de protección IP67 que vuelve los equipos robustos y de uso rudo, sumergibles al agua y resistentes a golpes.

 

Como funciona un Colorímetro

Un colorímetro es cualquier herramienta que identifica espacio de color y el matiz para medir el colo r de manera objetiva, basado en el paso de luz a través de filtros que simulan la sensibilidad del ojo humano ante la luz.

Es un instrumento que mide la absorbancia de una solución en una específica frecuencia de luz determinada. Es por eso, que calcula la concentración de un soluto conocido que sea proporcional a la absorbancia.

Diferentes sustancias químicas absorben frecuencias de luz reflejada . Los colorímetros se basan en el principio de que la absorbancia de una sustancia es proporcional a su concentración. Es por eso, que se usa un filtro en el colorímetro para elegir el color de la fuente de luz que más absorberá el soluto, para maximizar la precisión de la lectura.

Los sensores miden la cantidad de luz que atravesó la solución, comparando la reflectancia espectral en una longitud de onda .

Realizan una serie de soluciones de concentraciones conocidas en estudio y se mide la absorbancia para cada concentración, así se obtiene una gráfica de absorbencia y concentración. Por  extrapolación de la absorbencia en la gráfica se encuentra el valor de la concentración desconocida de la muestra.

Colorímetro usos y aplicaciones

Las mediciones realizadas por un colorímetro tienen un número de aplicaciones. Dado que ayudan a computarizar la percepción del color eliminando el error por la percepción del ojo humano.

El color de aguas residuales y agua potable puede indicar la presencia de material indeseable y potencialmente dañino, como la materia orgánica, además de la presencia de sustancias, los colorímetros ayudan a evaluar los tratamientos físico-químicos a los que el agua es sometida para poder cumplir con las normas de uso o descarga de esta, como lo son, los procesos de desinfección por medio de cloro, ozono u otros oxidantes, o bien, las normas aplicables que deben de cumplir las aguas de descarga o desecho de acuerdo a las normatividades de cada país.

Tipos de Colorímetros

Las mediciones colorimétricas, son aquellas que, por medio de una reacción química, la muestra, en este caso el agua, desarrolla un color que puede ser directamente o indirectamente proporcional a la concentración del analito en estudio, casos como la medición de cloro que reacciona con el DPD provocando una coloración rosa en la muestra, pueden ser leídos bajo este concepto.

El espectrofotómetro es un aparato diseñado para medir el espectro de transmitancia o absorbancia, este es el equipo mas utilizado en la industria para las mediciones colorimétricas; cuenta con una fuente de luz que abarca rangos que pueden ir desde 190 a 1100 y selección de nanómetro en nanómetro.

Un colorímetro cumple con el mismo principio que un Espectrofómetro; sin embargo, la óptica de este se encuentra basado en un filtro que emite luz a una longitud de onda específica con una fuente de luz que puede ser de halógeno o LED, limitando la capacidad a esta longitud de onda. En el mercado existen colorímetros con múltiples filtros o colorímetros con solamente un filtro instalado.

Hach ha refinado la tecnología del colorímetro en soluciones manuales intuitivas y precisas que respaldan sus necesidades de prueba. Si buscando un dispositivo de prueba portátil de un solo parámetro, como el colorímetro de mano DR300, o un instrumento que admita hasta 90 de los métodos de análisis de agua, como el DR900, tenemos una solución que cumplirá todas sus necesidades.

Todas las soluciones tienen un peso ligero y están creadas para llevarlas a cualquier parte, además de contar con sistemas de protección IP67 que vuelve los equipos robustos y de uso rudo, sumergibles al agua y resistentes a golpes.

 

Solicite más información